Cómo limpiar la plata

Muchas de las preguntas más recurrentes que me hacéis es cómo cuidar vuestras joyas de plata o baño de oro. Yo siempre digo que las joyas sean como sean, ya sea joya de oro, bisutería de plata de ley o baño de oro, siempre hay que cuidarlas....

Cómo limpiar la plata

Muchas de las preguntas más recurrentes que me hacéis es cómo cuidar vuestras joyas de plata o baño de oro. Yo siempre digo que las joyas sean como sean, ya sea joya de oro, bisutería de plata de ley o baño de oro, siempre hay que cuidarlas. Es como un bolso de piel, o unos vaqueros, si no los cuidas te durarán poco. Pues con las joyas o bisutería igual, cuanto más las cuides más te duraran. Sé que es un rollo, tener que quitárselas en ciertos momentos porque luego no es fácil ponérselas o se nos olvidan en el joyero, pero la excusa de la pereza en Dime que me quieres, no nos vale :).

Una vez superada la pereza y teniendo en cuenta que las joyas hay que cuidarlas y limpiarlas para que nos duren de por vida os voy a contar cómo cuidar y limpiar vuestras joyas si son de plata de ley o baño de oro. En Dime que me quieres fabricamos la mayoría de nuestras joyas en plata de Ley o en latón bañando en 3 micras de oro de 18 quilates. Algunas colecciones las fabricamos en plata bañada, dependiendo también del taller que las fabrique, pero a mí personalmente me gusta más el latón bañado en oro porque el baño oro dura el doble sobre latón que sobre plata, luego os explicaré el porqué.

Como cuidar las joyas de plata

La plata es un material noble, lo que significa que con el paso del tiempo no pierde sus propiedades. Requiere de unos cuidados muy sencillos que paso a contaros. La plata es un metal, y dentro de los metales en un metal blando. Esto quiere decir que se puede rayar con facilidad. Se nota más en superficies lisas, como las medallas. Al principio del uso es inevitable que se no raye, pero con el tiempo se pule y aunque pierde el brillo espejo del primer momento, después no se nota.

La plata, como la mayoría de los metales, puede oxidarse, especialmente si tu ciudad tiene humedad esto pasa más rápido. La plata se oxida cuando no la usamos. Si la usamos a diario y la limpiamos en la ducha, no perderá su color brillante, es más, todo lo contrario, le viene fenomenal que se limpie con jabón y agua caliente mientras la lleves puesta.

¿Qué pasa si se oxida? Como os he comentado anteriormente con la falta de uso la plata puede oxidarse. Primero se volverá amarilla y después negra. La plata siempre ha de conservarse en un lugar seco, sin luz, y si es posible envuelta. Un joyero es el sitio ideal o la caja de regalo de Dime que me quieres también es ideal para guardarlo si no usas tus joyas. Si la plata se oxida, solo hay que limpiarla y volverá su color original. Hay muchas formas de limpiar la plata. La más eficaz es con limpiadores químicos de plata que pueden comprar en cualquier supermercado, solo habría que aplicar el producto y limpiar tu joya de plata con él. Otra forma de limpiar tus joyas de plata de una manera más casera es con bicarbonato y limón, haciendo una pasta y dejando nuestras joyas durante un rato. En Dime que me quieres vendemos las gamuzas limpia joyas que llevan una sustancia química que limpia los metales tanto en plata como baño de oro. Estas gamuzas no hay que lavarlas nunca, ya que perderían sus propiedades químicas. Cuando estén muy sucias, habría que tirarlas. Son muy útiles para la limpieza habitual de vuestras joyas. 

Si las joyas de plata se oxidan mucho, se ponen muy negras y, además, lleva alguna cadena con eslabones, es muy difícil limpiarlas en casa. Probablemente habría que limpiarlo en nuestro taller y platearlo de nuevo. Lo mejor es guardarlas bien si no se usan y, si se usan, limpiarlas habitualmente con agua y jabón.

Otro elemento que puede afectar a nuestras joyas de plata o baño de oro es nuestro propio pH de la piel. El pH ácido de la piel puede afectar a nuestras joyas; en el caso de joyas de plata, oxidándolas y volviéndolas negras; y en el caso del baño de oro, quitando el baño rápidamente. La verdad es que es un fastidio tener este tipo de pH en nuestra piel, porque el único metal al que no afecta es el oro de ley. Si oxidamos nuestras joyas de plata, si se vuelven negras mientras la usamos, hay que limpiarlas habitualmente con agua y jabón e intentar quitarlas mientras hacemos deporte o sudamos, como en verano. Pero tendrás que tener especial cuidado con ellas.

¿Qué pasa si llevamos nuestras joyas a la playa? La sal del mar y las cremas que usamos para protegernos del sol, puede ensuciar nuestras joyas de plata y se volverán también negras. Solo habría que limpiarlas como os he contado antes y volverán a recobrar su brillo. Además, os diré que la plata favorece mucho en verano con la piel morena, es ideal para el verano.

 

Cuidados de la joya bañada en oro

Una de la pregunta que más me hacéis es si nuestras joyas se pueden mojar. Nuestras joyas, como os he comentado al principio, son en su gran mayoría latón bañado en 3 micras de oro de 18 quilates. Aunque el latón no es un metal noble, es verdad que es un material muy usado en bisutería porque el oro se adhiere mejor sobre el latón que sobre la plata. Esto se debe a que los baños son electrolíticos; es decir, el oro se adhiere al metal por corriente eléctrica, y el latón conduce mejor la electricidad. Por lo tanto, baño de oro es más resistente sobre el latón que sobre la plata. Además, lleva 3 micras de oro de18 quilates, que es un muy buen baño. Las piezas que fabricamos son resistentes, duraderas e hipo alergénicas.

A la pregunta de si se pueden mojar las piezas, lo mejor es que no. Es verdad que muchas de vosotras me decís, “llevo la joya desde hace dos años, no me la quito y está genial”. Es cierto que en la mayoría de los casos esto es así, pero no es que no se esté estropeando, es que es muy duradera y tarda mucho tiempo en ponerse fea. Si la joya te la quitas para hacer ejercicio, la mojas solo de vez en cuando para limpiarla, y evitas el contacto con perfumes y cremas, te durará de por vida.

Una de las cosas que más le puede afectar al baño de oro es nuestro propio pH. El sudor le afecta bastante y puede llegar a ensuciar nuestras piezas, o incluso a quitar el baño totalmente. Si tienes un pH ácido, el baño de oro se quitará con rapidez. Si la joya tiene una superficie plana lo notarás todavía antes. La pieza empieza como a quemarse, le salen como burbujitas, está como picada. La mayoría de la gente no tenemos un pH ácido, pero es verdad que no es mi recomendación usar baño de oro si tu pH es ácido.

Para limpiar y conservar tus joyas de baño de oro, lo mejor es que las cuides, te las quites para bañarte en el mar y piscinas, evitar la ducha, los perfumes, las cremas y hacer ejercicio con ellas. Según el tipo de joyas que lleves también te durarás más o menos. El roce y la fricción entre nuestras joyas afecta también a nuestras piezas. Unos pendientes es muy raro que se estropeen, ya que no tiene roce con nada, cuelgan de nuestra oreja y no se erosionan con nada. En cambio, los anillos o pulseras son lo que antes se pueden estropear, ya que las manos las utilizamos para todo y eso hace que se erosione mucho y pierda el baño con mayor rapidez.

Para limpiar las joyas en baño de oro puedes lavarlas de vez en cuando con agua tibia y jabón. Guárdalas en un joyero para evitar también que se nos enreden las cadenas, se ensucien o se oxiden.

Las joyas de baño de oro también se pueden limpiar con la gamuza limpia joyas que vendemos en DQMQ. Si se oxidan o se ensucian es más complicado que la limpies en casa, ya que no existen productos para limpiarlos que no sean profesionales. Nuestras joyas tienen dos años de garantía, que cubre los defectos de fabricación que no sean por el mal uso o desgate de la pieza, así que siempre nos podéis consultar si creéis que el baño de oro está dañado. Además, en DQMQ siempre damos el servicio de volver a bañar tus joyas estando o no en garantía.

Espero que esta publicación os haya resultado práctica y que a partir de ahora cuidéis vuestras joyitas.

 

 

Productos relacionados

Español