Pular para informações do produto
1 do 4

PULSEIRA Manila

Preço regular
38,50 €
Preço regular
55,00 €
Preço de venda
38,50 €
Taxas incluídas. Frete calculado na finalização da compra.
CUIDA TU JOYA

OURO E PRATA RECICLADOS

SUA ENCOMENDA EM 48/72H

ENVIO GRATUITO PARA ENCOMENDAS DE +69€*.

DEVOLUÇÕES

PAGAMENTO SEGURO

Material:  Silver banhado em três mícrons de ouro de 750 milésimos (18kt). Longo: 15 + 3 cm de extensor. Caracteristicas: Pulseira de pérola natural de 3 mm com separação de 2 cm entre eles. Fechamento: Rasgo de maneira carbeira.

Diga -me que você quer todas as nossas peças com ouro reciclado.

Mais informações

La pulsera fina de perlas es femenina y favorecedora, lo que la hace idónea para llevar en cualquier ocasión. El clasicismo de la perla y la sencillez de su minimalismo crean una bonita combinación de lo moderno con lo clásico en esta pulsera con perlas.Pero esta no es la única razón por la que la pulsera de oro de perlas es la mejor opción para complementar todos tus looks, las perlas tienen una gran simbología detrás. Son una piedra semipreciosa cuyo significado se asocia directamente a la feminidad, la elegancia y lo clásico. Se decía que llevar perlas haría que las amistades fueran más sólidas y que, incluso, podría calmar la ira hacia los demás, además de ser el símbolo de amor más puro.

PORTADA Pulsera fina oro perlas MANILA | Dime que me quieres
Pulsera de oro mujer MANILA perlas naturales | Dime que me quieres
Pulsera oro con perlas MANILA | Dime que me quieres

La pulsera fina de perlas es femenina y favorecedora, lo que la hace idónea para llevar en cualquier ocasión. El clasicismo de la perla y la sencillez de su minimalismo crean una bonita combinación de lo moderno con lo clásico en esta pulsera con perlas.Pero esta no es la única razón por la que la pulsera de oro de perlas es la mejor opción para complementar todos tus looks, las perlas tienen una gran simbología detrás. Son una piedra semipreciosa cuyo significado se asocia directamente a la feminidad, la elegancia y lo clásico. Se decía que llevar perlas haría que las amistades fueran más sólidas y que, incluso, podría calmar la ira hacia los demás, además de ser el símbolo de amor más puro.